domingo, diciembre 18, 2005

¿MENOS DA UNA PIEDRA?

(Dedico este post a Jartos, que fue quien me lo inspiró. Un beso y abrazo inmenso Jartos.)

Soy una piedra fuerte y blaquecina. He decidido contaros la historia de mi vida.

Me crié, junto a mis hermanas, en un río de aguas cristalinas y frescas. Gran parte de mi infancia y juventud consistió en sentir el agua, las caricias de las plantas y algún que otro roce de los salmones y las botas de los pescadores.

La visita de los pescadores no nos gustaba demasiado, ni a mi familia ni a mí, porque siendo nosotras de naturaleza muy vaga, los hombres nos hacían trabajar: debíamos ser su suelo.

Ser suelo es bastante indeseable; aguantas mucho peso, te manchan, no tienes horario ni Seguridad Social. De todas formas, mis hermanas y yo nos damos "con un canto en los dientes" porque hay ocupaciones todavía peores. Piénsese, por ejemplo, a los que les ha tocado ser basura o material de desecho; van directamente al vertedero dada su escasa jerarquía planetaria. Nosotras, al menos, tenemos categoría de materia prima y, eso, no lo tiene cualquiera.

Llevé una existencia muy tranquila hasta que una mañana vino a mi río un pescador, acompañado de una repetición suya más pequeña.

Deduje que era su hijo por la forma de pisar; igual que la del padre pero dando saltitos. Gracias al hijo del hombre experimenté el vuelo por primera vez en mi vida.

El niño se dedicó a cogernos a mis hermanas y a mí para lanzarnos como proyectiles contra el agua. Cuando llegó mi turno, mis duros interiores se contrajeron de susto. Primero sentí el tacto de la piel humana y acto seguido, rasgué los aires como una cuchilla; segundos después aterricé dando tres golpecitos a la puerta del río y éste se abrió como una cortina de delicados velos.

El viaje aéreo me permitió conocer a una rama de la familia que vivía lejos de la orilla. Al principio fue emocionante por la novedad (no se tienen alas todos los días). Teníamos mucho que comentar y compartir. No obstante, luego me entró una nostalgia terrible. Como las piedras tenemos fuertes raíces que nos unen a la tierra y andar, lo que se dice andar, no lo hacemos; cogemos mucho cariño a nuestro entorno y yo echaba mucho de menos a mis hermanas de la orilla.

Así estaba, envuelta en la añoranza del pasado, cuando apareció un chino que dio un nuevo giro a mi existencia. Inmediatamente, supe que era chino porque a nosotras nos consta que los chinos, como son muchos y el hambre les enseña rápido; saben sacar dinero de hasta de debajo de las piedras.

El chino nos cogió a mis hermanas y a mí con una pala y nos metió en un saco. Sufrimos mucho dentro del saco; nos dieron muchos golpes (todo cambio tiene su precio). Por fin, llegamos a nuestra nueva casa: un restaurante japonés. El chino nos había vendido como elemento decorativo. Ahora, gracias al asiático soy feliz. No sólo he tenido éxito en la vida, sino que hago lo que realmente me place que es ser "distribuidora profesional de energía".

Os explico; actualmente formo parte del equipo Fen Chu (o Feng Shui, o como se diga, que nunca me acuerdo) y mi misión es coordinar la energía humana; es decir, soy "super importante". Así que, que sepáis que no es verdad eso que dicen de "menos da una piedra".©2005 Andrea Recol

31 Comments:

Blogger Caboblanco said...

Enhorabuena por tu nueva casa. Un abrazo!!!

12/18/2005 02:21:00 p. m.  
Anonymous JARTOS said...

Gracias. Mis piedras también te dan las gracias por acordarte de ellas sobretodo la ultima que vino de Berlín el martes y que viene con noticias frescas para sus hermanas.

Preciosidad de relato, Andrea, pero no tanto como tu y tu corazón muy distinto al duro y frio de las piedras.

Un beso muy fuerte. Gracias.

12/18/2005 03:26:00 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

En tu nueva casa veo que estan mas poetica. ¿Tiene algo que ver la mudanza?

Un abrazo

12/18/2005 05:03:00 p. m.  
Blogger almena said...

¡enhorabuena y bienvenida a blogger! he estado fuera tres días y ¡ya novedades! :-)
Este relato de la piedra me ha hecho pensar que todo lo que nos ocurre en la vida es nada más que "causalidades" donde una me lleva a la otra...
Sí, menos da una piedra... (a no ser que sea preciosa)
:-)

beso!

12/18/2005 06:33:00 p. m.  
Blogger pijomad said...

Pues tengo que probar yo eso de las piedras calientes y frias... que dicen que me equilibran...

12/18/2005 10:51:00 p. m.  
Anonymous María said...

Hasta ser piedra se convierte en interesante cuando tu lo tocas. Te he incluido en un meme literario, mejor dicho, te lo he pasado. Es sólo un ratito. Pásate por mi blog y lo verás. Besos.

12/19/2005 12:32:00 a. m.  
Anonymous ladina said...

Hola piedrecita guapa, ya te tengo localizada, ahora falta arreglar el enlace en mi página. Por cierto, porqué se te quedan abajo los enlaces?? igual es mi navegador, pero me salen al final del todo.
La próxima vez que tropiece con una piedra, me acordaré de ti, jajajaa.
Besurris.

12/19/2005 01:00:00 a. m.  
Anonymous ladina said...

Comprobado, es mi navegador.Uso Maxthon, pero con Mozilla está todo en su sitio.
Besurris otra vez.

12/19/2005 01:08:00 a. m.  
Anonymous Alba said...

Buenos dias!!

Siempre me sorprendes Andrea!!! Es increible la capacidad que tienes de sacar todo lo positivo que tiene cualquier cosa, cualquier idea. Brillante.

De repente le he cogido cariño hasta a las piedras, asi que, mil gracias jejeje

Besuquis!

12/19/2005 08:49:00 a. m.  
Blogger Cris said...

Es un relato maravilloso, ayer comencé a leerlo poco antes de irme a dormir, pero era casi la 1 y estaba rendida, asi que deliberadamente me lo dejé para esta mañana que estaría más despierta.

Me ha encantado, me gustan mucho tus descripciones Andrea, me gusta la manera en que muestras las cosas, es como estar viéndolas ahí mismo, es una delicia.

A mí no me importaría ser suelo. Los suelos tienen cosas tan estupendas encima como los árboles,a veces.

Pero lo del feng-shui, eso ya es nivel...

Un beso enorme.

12/19/2005 11:12:00 a. m.  
Anonymous Grace said...

Y no olvidemos la ranchera que contaba aquello de "una piedra en el camino, me enseñó que mi destino era rodar y rodaaaaaaar...", así que las piedras deben ser muy sabias... las tuyas son sabias y muy majas ellas.
Me gusta tu nueva casa.
Besos

12/19/2005 03:26:00 p. m.  
Blogger Lucas said...

Enlace cambiado y funcionando... Desde Berlin no perdemos la conexión con el manual...

Mil besotes

12/19/2005 03:56:00 p. m.  
Anonymous don tonino said...

Pues yo, Andrea, hubiera preferido seguir en el rio acariciado por las viscosas escamas de los peces.
Supongo que pasarias un miedo terrible en aquel saco, sin saber tu destino y golpeada por todos los lados, expuesta a partirte en mil pedazos.
Eres fuerte y lograste sobrevivir. No todas lo logran. Ni siquiera las piedras.

12/19/2005 06:49:00 p. m.  
Anonymous leodegundia said...

Precioso, nunca creí que la historia de una piedra diera para tanto. Siempre es agradable visitar tu casa.
Un abrazo

12/19/2005 07:45:00 p. m.  
Blogger Andrea Recol said...

Qué agradables visitas! Esta manaña en el atasco me he acordado de la piedra y he pensado que lo mismo hizo el curso de "distribuidora profesional de energía" en CCC, y me ha entrado la risa. XD, qué simple soy!, me rio por todo.

Caboblanco: Enhorabuena a tí, por ser tan culto y transmitir esa cultura. Besacos

Jartos: Bueno, nunca me había comparado con una piedra, pero ahora que lo pienso, quizá sí he escrito parte de mi biografía ¿o de la tuya? Jejeje. Besucos

Consumidor irritado: He estado meditando sobre "mi vena poética" y sí, creo que la tengo, pero también tengo una vena...ya sabe, de bastante realismo y un tanto socarrona; pícara. Ya lo verá en mi próximo post, que de poético...poco. No la mudanza no me ha afectado para nada, sigo igual de mala. Besurris

Almena: Acertada apreciación. Las piedras preciosas son joyas y las de granito, pues tienen otras utilidades. Casualidades, creo que son en parte y, en otra, lo que decidimos nosotros. Besos y abrazos

Pijomad: Yo sólo he probado el camino ése de los spas (pediluvio?); bastante jodidillo para los callos, por cierto. Lo que dices es de más nivel..no sé yo como que he desconfío. ¿Si te ponen una piedra caliente y en vez de equilibrarte te dejan como asado a la piedra? Besucos

María: Gracias. Ya te he contestado en tu casita.

Ladina: ¡Por fin! Yo ya creía que no aparecerías nunca más, como los blogueros somos como los conejos de los magos, desaparecemos y aparecemos, al toque de un ratón.¡Qué susto con lo del navegador! Hasta que leí tu segundo comentario no respiré; con lo que me ha costado poner todo ordenadito. Además, me acababa de descargar mi super navegador "firefox" y estoy encantada. Veo que tu lo tienes también. Besucos miles

Cris: Gracias corazón; cómo me animan tus palabras. Uy, yo lo de ser suelo, sí es para sostener un árbol bien, pero otras cosas, como que no. Besos y abrazos miles

Alba: Doña Josefina (el personaje, existe) me dijo un día que yo era una "transformadora de energía", es decir, como una máquina recicladora (por no decir, depuradora)...Jiji...Es un trabajo maloliente, pero seguro que el Cosmos lo agradece. Besitos y abracitos.

Grace: Vagamente creo que recuerdo esa ranchera. Oye, pos, qué razón tiene. Rodando andamos todos y unos ruedan mejor que otros. Besos y abrazos

Lucas: Muchas gracias Príncipe. Espero que te encuentres bien. Muchos besos

Don Tonino: Me ha hecho pensar en sí acaso era yo la piedra...Pues en lo de fuerte no se equivoca, a fuerza de golpes. Y hora no vea, le saco brillo hasta a los dolores. Besillo y abracillo

12/19/2005 08:06:00 p. m.  
Blogger Tastavins said...

Caray! que desconsiderada he sido, ahí tengo a las piedrecitas que he puesto para hacer el camino del Belén y los bordes del estanque y ni les he preguntado si se sienten felices con su nueva ocupación, ni si quieren unos turrones, ni nada de nada :P Ay! Hablando en serio Andrea, tu historia me ha hecho sonreir, lo último que me imaginaba era lo del Feg Sui (o como se escriba)...
Salu2!

12/19/2005 09:02:00 p. m.  
Blogger Andrea Recol said...

Leo: Que te me quedas en el tintero porque ponemos comentarios al mismo tiempo. Jolínes, y he tenido que cortar un poco la historia para no aburrir, casi hubiera dado para un libro, jiji. Tampoco creí yo que la historia de verdad, diera para tanto. Como tú la cuentas, de verdad que parece un cuento..Besos y abrazos

Tastavins: A mí me ha estado haciendo gracia el ver que "mi anuncio de google" sabe que hablo de piedras y suelos y ofrece todo tipo de revestimientos y suelos. Pos, que me da a mí que los que vienen a mi blog, como que no andan buscando ofertas en materia de suelo. Los robots es lo que tienen, que se lo creen todo.

A mí también me ha costado mucho escribir Fen Chu (Feng Shui). Y ya sabes, cuidado con las piedras del belén, a ver si las vas a ofender. Besitos miles

12/19/2005 09:11:00 p. m.  
Anonymous DoNuTTz said...

Yo creo que cada día te superas en imaginación... :)
Me ha gustado esta historia... entre otras cosas, porque quizás debería empezar a considerarme una piedra afortunada de las que dan energía, y no de las que se quedan en el fondo del mar una eternidad, ciegas, sin posibilidad a ser rescatada... ¿tiempo?
Qué grande eres Andrea :) Muchos besitos guapísima, te sigo... :)

12/19/2005 09:14:00 p. m.  
Blogger incondicional said...

Me ha encantado tu historia, pobre piedar, que trajín, menos mal que los cambios la han beneficiado, lo cuentas tan bien que ví el rio, el pescador, el niño, etc.....
Un beso.

12/19/2005 11:50:00 p. m.  
Blogger Andrea Recol said...

DoNNuTTz: Quizá cada piedra está donde quiere estar y, sin duda, tú eres un "coordinador profesional de energía", es decir, ayudas a la gente a encontrarse a si misma. Besos y abrazos infinitos.

Incondicional: Como los cambios y los trajines que tenemos todos en nuestras vidas. Yo también pude ver al niño angelito con su vela. Besos y abrazos miles

12/20/2005 07:58:00 a. m.  
Blogger Kuan said...

Me ha encantado tu relato, Andrea. En este universo nuestro, no hay nada inútil. Me encantan los cantos rodados, son suaves, tienen historia que transmiten si los acaricias, te la cuentan...Y además mucha utilidad en otros aspectos.

Un abrazo

12/20/2005 08:42:00 a. m.  
Blogger Bohemia said...

Me ha gustado tu relato, yo me pido ser tarima flotante....

Mucho besos!!1

12/20/2005 04:33:00 p. m.  
Anonymous Jim said...

Si hay tantas piedrás por algo será, o no?.
besos byebye

12/21/2005 05:25:00 a. m.  
Blogger Andrea Recol said...

Kuan: "En este universo nuestro no hay nada inútil" me ha encantado la frase, pero a veces dudo de que sea verdad. Quizá me falta mucho por aprender. Besos y abrazos llenos de luz

Bohemia: ¿Tarima flotante? Jiji. A ser posible en una casa sin niños, que se sufren mucho como suelo. Besos miles

Jim: Pues sí, las piedras son como los chinos, están por todas partes, siempre trabajando...jejeje. Besitos

12/21/2005 07:27:00 a. m.  
Anonymous chupituni said...

Muy bonita la historia ;)

Besitos

12/21/2005 01:22:00 p. m.  
Blogger Darilea said...

EStrenando nuevo hogar. Umm cuanto me alegra.
Referente a que menos da una piedra, pués si que tienes razón una vez estuve en una visitas de esas y creo que resultan, para neutralizar la energìa.
Un besito Andrea y FEliz Navidad.
Pd. La identidad es de blogger pero sigo manteniendo la misma dirección.

12/21/2005 04:38:00 p. m.  
Anonymous Lullaby said...

Esta chula la historia eh? si es que casi nunca le damos a las cosas la importancia que se merecen no?

Un beso y Feliz Navidad

12/21/2005 05:48:00 p. m.  
Anonymous Miguelon said...

Feliz Navidad, y disfruta de estos días, que este 2005 te haya traido lo que hayas deseado y que el 2006 te traiga los sueños nuevos y los que este año no se hayan cumplido.

12/22/2005 11:38:00 p. m.  
Blogger Andrea Recol said...

Chupitini:Gracias, un besito y Feliz Navidad!

Darilea: Las piedras, simbolizan, la tierra. Besos miles y Feliz Navidad!

Lullaby: Quizá porque son muy abundantes no les damos su importancia, pero no dejan de tenerla. Feliz Navidad!

Miguelón: Igualmente! Que tus deseos sean tu mundo. Un abrazo y Feliz Navidad!!

12/23/2005 04:33:00 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

preciosa historia .. me ha gustado mucho... besos

12/27/2005 01:59:00 a. m.  
Anonymous pocacosa said...

Me ha encantado la historia. Felices Fiestas!

12/27/2005 12:56:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home