sábado, enero 28, 2006

LA OVEJITA SABIA


En medio del monte pastaba una ovejita joven junto a su rebaño y bajo la atenta mirada de un pastor.

Era mediodía, el sol iluminaba la hierba y un trozo de espejo que alguien había arrojado indolentemente sobre los pastizales. La ovejita, accidentalmente, dio con su hocico en el espejo. En ese momento ocurrió algo inesperado: la ovejita se vio a sí misma por primera vez.

- Menuda cara de tonta tengo- se dijo. Este pensamiento crítico de su naturaleza, la llevó a pedir un deseo: "Ojalá fuera sabia y mi cara reflejase un gran conocimiento de la vida.".

El resto del día, la ovejita siguió rumiando y pensando en que si fuese sabia podría tenerlo todo: salud, bienes y amor.

No obstante, como era de memoria corta, olvidó rápidamente aquel incidente y siguió su existencia de oveja sin más.

Extrañamente desde aquel momento, y sin que ella pudiese relacionar un hecho con otro, le empezaron a ocurrir desgracias.

Un día, sus lanas se quedaron atrapadas en una alambrada de púas. Tanto tiró de su cuerpo para zafarse de las púas que se hizo una herida en la piel y padeció grandes dolores. Finalmente, el pastor tuvo que acudir a rescatarla. Sacó como conclusión que debía mantenerse alejada de cualquier pincho y que los pastores, como las madres, estaban en el mundo para socorrerla.

Otro día, dándose un banquete de rastrojos, olvidó seguir al rebaño. Vino, entonces, el perro pastor a buscarla con gran escándalo de ladridos y dándole algún que otro hocicazo para reconducirla al redil. Después la castigaron encerrándola un día sin comer. Aprendió que los despistes se pagaban caros y que el redil tenía alguna importancia estratégica.

Otro día, tropezó con una piedra y se cayó en un riachuelo. Casi se ahoga, pero por fortuna pudo salir del agua a tiempo, totalmente empapada y pasando mucho frío. Aprendió que hay que mirar bien por donde se camina y que era útil saber nadar.

Otro día, se le cayó al pastor un trozo de pan de la alforja, y ella fue rauda y decidida a ver qué era aquello; pero antes que pudiera hincarle el diente, el pastor le dio un manotazo que le dejó la mandíbula algo desencajada. Aprendió que lo ajeno, sin permiso, no se toca.

Y así un día y otro día, un incidente tras otro; lo cual le hacía sentirse muy desgraciada. Lo único que la reconfortaba era instruir a los corderitos más jóvenes sobre estos avatares, porque ella quería evitar a toda costa que la "animalidad ovejuna" sufriese sus mismas penurias.

Rápidamente, corrió el rumor por el rebaño que había una oveja que lo sabía todo sobre la existencia y la llamaron la "ovejita sabia". Sólo entonces recordó su deseo, el que había pedido mirándose al espejo. Decidió entonces volver a mirar su rostro de oveja. Para ello se acercó a una charca que había muy cerca de donde degustaba unos hierbajos y pudo ver al instante su reflejo. El espejo del agua le devolvió su imagen. Vio que sus ojos se habían vuelto brillantes y expresivos; indudablemente ya no era una oveja tonta. Concluyó también que cuanto más sabia era, más costosa era su sabiduría porque, casi siempre, surgía de algún doloroso acontecer y pensó que había errado al pedir el deseo de ser sabia.

- Quisiera ser simplemente rica y así no tener que rendir cuentas a nadie- pensó esta vez, junto a la charca.

Al caer la noche, de camino al corral; escuchó que el pastor hablaba a los perros que iban a su vera.

- Os advierto gañanes, que alguno de vosotros va a acabar en el paro; sólo coméis y dormís y ninguno me habéis advertido sobre la presencia del lobo que estuvo merodeando por aquí la noche pasada. Voy a mandar a esa ovejita -que dicen que es sabia- a buscar al lobo. Seguro que lo consigue porque vale su peso en oro. Ciertamente, tengo con ella todo un tesoro. Quizá, la podría vender.....mmmm.

Inmediatamente, las palabras del pastor hicieron a la ovejita imaginarse su venta al mejor postor y desde aquel anochecer decidió no seguir deseando tanto.©2006 Andrea Recol

35 Comments:

Blogger Caboblanco said...

Te has dado a la fábula Andrea, y creo que con buen criterio pues el texto no desmerece. Que relativas son nuestros anelos y nuestras desgracias... como los de la ovejita.

1/28/2006 09:59:00 p. m.  
Anonymous don tonino said...

Moraleja:
Cuanto mas te miras al espejo ..... peor.

1/28/2006 10:27:00 p. m.  
Anonymous Julio said...

Más que mirarnos a un espejo que nos devuelva nuestro exterior, siempre cambiante e insaciable de deseos, deberíamos encontrar el espejo que reflejara nuestro interior, siempre rico sabio y hermoso. Ese espejo existe
Un abrazo

1/28/2006 10:59:00 p. m.  
Anonymous Jim said...

Hay que tener cuidado con lo que se pide, mientras más ambisioso es lo que se pide es peor, besos byebye

1/28/2006 11:59:00 p. m.  
Anonymous Mav said...

Jajajaja , siesk estas ovejas , con unas borregas!!!! quien la mandaria pedir tanto jejejejje , me ha molao la historia

Besos!!!!!!!

1/29/2006 10:53:00 a. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Ya lo dice un viejo refrán ¡cuidado con lo que pides, se puede hacer realidad! ...

1/29/2006 11:34:00 a. m.  
Blogger Anawin said...

Hay que tener cuidado con lo que se desea. Buena fábula. Besos.

1/29/2006 12:46:00 p. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Nunca vemos el revés de los deseos o sueños que queremos... y todo tiene su contrapunto.

Un abrazo.

1/29/2006 12:59:00 p. m.  
Blogger Miguelon said...

Preciosa fabula.
Lástima que no tenga tiempo para leerte mas a menudo.

Besos

1/29/2006 02:29:00 p. m.  
Blogger mixtu said...

que fabula maravillosa
uma ovelha sábia...
beijos

1/29/2006 05:25:00 p. m.  
Anonymous mnkantavivir said...

siempre dejo para el final el entrar a verte...xq como lo disfruto y asi me voy con muy buen sabor de boca....
TE DEJE ALGO EN MI BLOG...
un besisimo amiga

1/29/2006 05:46:00 p. m.  
Anonymous leodegundia said...

Si en otra ocasión te dije que eras una gran cuentista (¡ojo!, no chismosa, si no persona que esceribe cuentos) hoy te digo que te convertiste en una estupenda fabulista ¡Y yo que creía que las fábulas ni se leía a los niños en estos tiempos! y ahora vienes tú y escribes una fábulas estupendas.
Un abrazo

1/29/2006 06:14:00 p. m.  
Anonymous MDM said...

La vida de la ovejita "pensante" tiene muchos paralelismos con la de algunos humanos.
Mientras unos piensan el como y el xq de miles de cosas, otros se contentan con seguir el rebano sin cuestionarse nada, andar por andar, sin más.
Ha sido muy agradable leerte.
Besos

1/29/2006 06:57:00 p. m.  
Blogger Aniwiki said...

Mola la ovejita :) Un amigüito me regaló una ovejita, que la llevo colgada en el bolso así me acompaña y visita los lugares que yo visito y se distrae mucho, por la noche me cuenta lo que le ha gustado más y lo que tendría que haber cambiado. Es muy maja, la llamo blacky, pq como es negrita :P
Saluditos :)

1/29/2006 08:03:00 p. m.  
Blogger Aniwiki said...

Mola la ovejita :) Un amigüito me regaló una ovejita, que la llevo colgada en el bolso así me acompaña y visita los lugares que yo visito y se distrae mucho, por la noche me cuenta lo que le ha gustado más y lo que tendría que haber cambiado. Es muy maja, la llamo blacky, pq como es negrita :P
Saluditos :)

1/29/2006 08:03:00 p. m.  
Anonymous DoNuTTz said...

¿Aprender a base de porrazos, o ser ignorante y feliz sin preocuparse? Pues antes tenía la respuesta muy clara, siempre me decantaba por la primera opción sin dudarlo... pero este mismo aprendizaje es el que de vez en cuando te hace cabilar acerca de la feliz ignorancia en la que muchos parecen vivir... y no de tan mala manera.
Siempre dijeron que el sufrimiento se ve recompensado tarde o temprano... tentaré a la suerte para comprobar si es cierto.
Muchos besines :)

1/29/2006 10:01:00 p. m.  
Blogger incondicional said...

Una fábula estupenda, nunca estamos conformes con lo que tenemos. Aprendamos de la oveja...
Un besín.

1/29/2006 10:49:00 p. m.  
Anonymous jartos said...

Siempre es así, unos quieren aprender y destacar, otros mantenerse dentro de rebaño y ser uno más del grupo. El problema es doble, ser más listo y encima pasarse. No era el sitio indicado.

Un bonito regalo Andrea, besos.

1/29/2006 10:57:00 p. m.  
Anonymous Brisa said...

Sí.. mejor pensar bien, con los deseos pasa igual que con las palabras, hay que pensarlos bien antes de decirlos.

Un fuerte abrazo Andrea.

1/30/2006 12:49:00 a. m.  
Anonymous Grace said...

Yo pienso que si la sabiduría se alcanza con avatares y tanto sufrimiento, prefiero ser tonta, como ser rica me conformo...
Hablando en serio, volvemos a aquello tan traído y llevado de "ten cuidado con lo que deseas... por si se cumple".
Besos y sigue deleitándonos con tu fauna humana.

1/30/2006 01:00:00 a. m.  
Blogger la witch said...

Pues yo prefiero seguir soñando y deseando,aunque eso cambie mi vida o me la complique.Seguir adquiriendo experiencia... acumulando sabiduria...No me conformo con ser la ovejita sabia en un rebaño de borregos,aunque eso sea lo más cómodo o conveniente...
:)

1/30/2006 09:30:00 a. m.  
Blogger Tastavins said...

Muy amena tu fábula, tienes un bonito estilo que creo puede enganchar tanto a niños como a mayores. La pobre ovejita aprendió que es mejor conformarse con lo que se tiene porque puedes desear cosas que si se cumplen no son tan geniales como uno esperaba. Además de otra lección gran lección: A veces es mejor vivir en la ignorancia, porque normalmente como se aprende es a base de los palos que te va dando la vida.
Un abrazo.

1/30/2006 09:40:00 a. m.  
Blogger Cris said...

jajajaja! Cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir... será que no nos lo han dicho siempre, desde que éramos pequeños...

Ay, cómo me gusta esta oveja. Bueno, me gustan todas, a decir verdad. Me encantan las ovejas porque siempre he pensado que tienen cara de bobas y eso me parece muy entrañable en los animales. Vamos, que son buena gente... Van a lo suyo y no se meten con nadie.

Pero mira por dónde, esta piensa más de la cuenta... ^__^

Veo mucho paralelismo, como siempre, con tus historias de animalitos, y la vida real. Me encanta!!
Un beso enorme!

1/30/2006 12:39:00 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

Que bonita fabula, y sin duda q razón hay q tener cuidado con lo q deseamos.. Pr creo q ser sabia no es tan malo, pq aunq sea de las cosas malas, pr aprendes... y eso es lo bueno q puedes sacar de las cosas negativas. Así q cuando tenga algo malo me conformaré si a cambio aprendo algo.. besos
PD: actualizaré esta noche

1/30/2006 02:58:00 p. m.  
Blogger Bohemia said...

Pues si, siempre se ha dicho que hay que tener cuidado con lo que se desea porque se puede hacer realidad.

Besitos fabulera!

1/30/2006 04:41:00 p. m.  
Blogger almena said...

Andresa!!
cómo me sorprende siempre tu imaginación, tu capacidad para escribir como lo haces.
Esta fábula es realmente buena!!
Y nos recuerda que quizá deberíamos ser felices "queriendo lo que tenemos" y no tanto "teniendo lo que queremos".

Un besazo!

1/30/2006 11:33:00 p. m.  
Anonymous Alba said...

Hola Andrea,

Una de mis frases favoritas es "ten cuidado con lo deseas por si se hace realidad" prefiero la felicidad de la ignorancia. Es más bonito vivir así...

No estoy tan animada hoy, pero te mando un super beso!

1/31/2006 09:24:00 a. m.  
Blogger Lucas said...

Para aprender hay que experimentar, arriesgar, equivocarse, mancharse, caerse y muchas más cosas... El error es cuando aprendemos para ser más, para demostrar algo... ¿no crees?

Me encantan tus fábulas...

besotes

1/31/2006 12:51:00 p. m.  
Anonymous brujilla said...

Pobre oveja... los deseos son positivos siempre que impliquen motivación, aunque... para que nos vamos a engañar, ya les podría pasar algo parecido a algunos humanos para ver si así se les acaba la avaricia.

Un besin

1/31/2006 03:03:00 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Hola Andrea:
Ya tenemos una digna sucesora de Samaniego y Esopo, eres muy buena, muy buena fabulando.
Y como ya te dije de errores ni uno.
Besos
José

1/31/2006 07:01:00 p. m.  
Blogger La Maru said...

Ay Andrea, que despues de leer esta historia pues no se si me voy a hacer lista o me quedo así mismo, vamos con mis bocadillos de chorizo y todo eso.


Besos goldos

1/31/2006 10:47:00 p. m.  
Blogger reina said...

Yo no encuentro que sea malo aprender, lo que pasa es que hay que saber hacer uso del conocimiento, tanto para ser más sabios como para librarse de los eventuales pastores que no saben apreciar el tesoro del que disponen.
Una cosa está clara, si se quiere sobresalir, no se pueden seguir acatando las normas del rebaño, para eso te quedas como estabas.
Muy buena la fábula Andrea, como siempre, haciéndonos pensar.

2/02/2006 12:19:00 p. m.  
Blogger Matías Zelick said...

Lo dicen muchas personas, ten cuidado con lo que deseas, no sea que se te cumpla... me encantan tus cuentos, y la moraleja que siempre encierran Andrea... me encanta pasar por aquí, es como un descanso entre tanta presión cotidiana. Un beso!
¿cuántas ovejas de estas conoce uno?

2/03/2006 12:09:00 a. m.  
Anonymous leodegundia said...

De paso por aquí, te deseo feliz fin de semana.

2/03/2006 09:19:00 a. m.  
Anonymous Grace said...

HOla, mi blog antiguo se ha "roto", estoy dejando este mensaje en todos los blogs de los que suelo leer, me soléis leer, espero que sigamos viéndonos porla blogosfera, mi nuevo blog es : http://nohayperdon.blogspot.com/
Saludos

2/03/2006 06:37:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home