sábado, febrero 04, 2006

LA BACTERIA COTILLA


Una bacteria de un catarro común que tenía afanes de grandeza, entró en el cuerpo de un hombre para hacerse con su control. Pensó que la mejor estrategia de ataque era conseguir toda la información disponible en el medio y el mejor método para conseguir tal fin, era preguntar.

Para acceder al interior del cuerpo, la bacteria nadaba alegremente dentro de una arteria cuando, casualmente, se encontró con una sorprendente partícula.

Era un molécula más pequeña que la bacteria, con bordes muy perfilados, que emanaba una sorprendente seguridad en sí misma.

Ambas entraron inmediatamente en conversación.

- Soy periodista y estoy haciendo un reportaje sobre el cuerpo humano-dijo la bacteria, mintiéndole descaradamente a la partícula. Me gustaría hablar con los jefes de por aquí. ¿Sabe usted dónde puedo encontrarlos?- añadió.

- Da usted con el interlocutor adecuado- contestó la partícula.

- Sí, ¡qué alegría! ¿me podría decir su nombre?

- No es bueno que quienes andan por aquí y son mis subordinados conozcan mi verdadero nombre y categoría; podrían perder el control de sus actos y eso no beneficiaría a nadie. ¿Usted me entiende? Digamos que me llamo "Partícula".

- Bien, señora Partícula, encantada de conocerla. Yo me llamo "Cotilluscoca" y trabajo para un importante medio de información llamado "Aniquilus Masivus".

Tirando del halago -que derrite y domina a todos los seres del universo- la bacteria continuó con su charleta.

- Siendo usted, como se ve claramente, un organismo superior, ¿me permitiría que le hiciera unas cuantas preguntas?

- Sí, sí. Ni un problema, pregúnteme, que para informar estamos.- contestó la misteriosa partícula.

- ¿Qué destacaría de su labor dentro del cuerpo humano?

- No es exactamente una labor. Verá, somos un grupo de partículas que lo dominamos todo.

- ¿Cómo así ? ¿De dónde venís? ¿Quiénes sois?- La curiosidad por conocer mejor a Partícula carcomía por dentro a Cotilluscoca.

- Nuestros orígenes se remontan a millones de años. Se sorprendería usted al conocer que, quizá, compartimos algún ancestro común.

- Me halaga, ciertamente, me halaga; pero continúe por favor- dijo Cotilluscoca.

- El tema es complejo y difícil de resumir, por ello, es mejor que le dé algunos ejemplos. Las mujeres y los hombres -ingenuos ellos- piensan que cuando buscan pareja lo hacen sólo siguiendo sus deseos. Es completamente falso. Nosotros les guiamos continuamente; les mandamos mensajes que no pueden desobedecer. A las mujeres les decimos: "buscad a alguien guapo, simpático, a ser posible que cuente con un buen patrimonio." A los hombres les decimos, por poner un ejemplo: "buscad a una pechugona, que seguro que ella amamanta mejor a vuestros hijos."
Convenientemente, además, hacemos que los hombres ignoren el tema de la lactancia y sólo se centren en el tamaño del pecho. En definitiva, todo nuestro interés es encontrar alojamiento en cuerpos que tengan más posibilidades de sobrevivir porque eso garantiza nuestra supervivencia.

- Sin ánimo de ofender, creo que los hombres han inventado el biberón, así que la lactancia es un tema menor.

- Le he dicho que el tema es complejo. Sólo le estoy dando ejemplos simples para que nos entendamos y, sobre todo, para que usted comprenda bien la magnitud de nuestro poder.

- Pero ¿tendréis algún jefe?, ¿alguien que manda más que los otros?- Preguntó la bacteria.

- Los jefes siempre son varios y son aquellos que demuestran con el tiempo mayor capacidad de sobrevivir en el medio donde se alojan.

"Vaya, esta tipeja hace lo mismo que yo. A ver si va a ser una bacteria camuflada. Tendré que irme con cuidado", pensó Cotilluscoca.

- Qué interesante. Siendo usted un personaje de tan impresionante categoría, seguro que le gustaría dejar algún mensaje a la humanidad.

- Da usted en el clavo Cotilluscoca, si no le importa me voy aprovechar de su importancia en el mundo de las comunicaciones de los seres vivos para dejar un mensaje a la humanidad:"Seres humanos del planeta, no mandáis vosotros, mandamos nosotros."

- Sin ánimo de ofender nuevamente, si no dice su verdadero nombre su mensaje no será entendido.

- Bien, ya que estamos llegando al final de esta historia se lo diré: "Soy un gen. En mi caso, trabajo en el departamento de inmunidad bacteriana. Jaque mate, Cotilluscoca."

Y la desgraciada bacteria periodista Cotilluscoca, falleció ipso facto.©2006 Andrea Recol

35 Comments:

Blogger almena said...

anda, una bacteria cotilla iba a engañar nada menos que al Señor Gen.

Le está bien empleado por cotilla y malévola.

:-)
un besito!

2/04/2006 12:41:00 p. m.  
Blogger Aniwiki said...

:) que gracia la bacteria cotilla.
saluditos

2/04/2006 03:06:00 p. m.  
Anonymous brujilla said...

Jeje eso la pasa por intrusismo profesional...
Tus pequeños relatos son geniales. Un saludo

2/04/2006 04:36:00 p. m.  
Blogger reina said...

Estamos fabricados siguiendo los dictados genéticos y parece ser que lo mejor que podemos hacer como humanos es sobreponernos a ellos, ¿valíendonos de qué?.
Ya te vale, haciéndome comer el coco un sábado por la tarde.
Genial Andrea, besotes a mil.

2/04/2006 08:20:00 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Hola Andrea (Leonesa de pro):
Te estás consolidando en el género de la fábula y cada día,lo haces mejor. La de hoy, como las dos anteriores, estupenda. Los temas diferentes y frescos que escojes y la forma sencilla de resolverlos hace que se conviertan en preciosas miniaturas y, como buenas fábulas, se expresen sentimientos humanos a través de animales.
La gramática y sintaxis, tal como me pediste, perfecta, pero...
Siempre hay un pero y es que creo que hay un pequeño error biológico, los genes no intervienen directamente en el proceso inmunitario (serían los leucocitos, los linfocitos, etc.) aparte de crear las partículas que sí lo hacen.
Pero, como siempre, eso es lo de menos y solo un seudo-perfeccionista como yo va y se fija en esas tonterías.
¿Qué más decirte? Felicidades, un buen fin de semana y besos
José

2/04/2006 09:26:00 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Andrea:
Esta escribiendo también un comentario a Mariam y mezclé algunos contenidos, de ahí lo de leonesa.
¿Tenia razón o no con lo de pseudo-perfeccionista? Siempre viendo la paja en el ojo ajeno...
José

2/04/2006 09:28:00 p. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

Si es que no se puede ir engañando y ser ingenua a la vez...

Un abrazo.

2/05/2006 01:11:00 p. m.  
Blogger mixtu said...

que bonita e inteligente a cotilla
yayyaya
saludos, amiga...

2/05/2006 01:51:00 p. m.  
Anonymous Brisa said...

Probesita mira que morir así, jeje, y yo que creía que me regía por mi intuición... ;-)Ahora tengo escusa
Besitosss¡¡¡

2/05/2006 04:46:00 p. m.  
Blogger La Maru said...

Hola Andrea,
creo que lo poco que he entendido es que no se puede andar con malas compañías (que es lo que le digo a mi Kevin).
A partir de ahora le hablare de la batería.

Besos goldos

2/05/2006 05:14:00 p. m.  
Blogger incondicional said...

Ponme cuarto y mitad de ese gen, poldioxxxxxx, con un guardián tan eficiente podemos "respirar" tranquil@s !!!!!
Eres magnífica, es increíble lo que te dá de sí cualquier cosa.
Un abrazo bella y que tengas muchos de esoso velando por tu salud ;-)

2/05/2006 05:59:00 p. m.  
Blogger Anawin said...

Eso pasa por empezar mintiendo. Siempre hay alguien superior que lo hace mejor que tu. Buenisimo el relato. Me ha encantado.

2/05/2006 08:50:00 p. m.  
Blogger GraceNoPerdona said...

Empiezo a sospechar que mis genes pasan la vida jugando a la PSP y no me defienden de ninguna bacteria pro simplona que esta sea... hum...
Siempre sorprendente.
Saludines.

2/05/2006 09:57:00 p. m.  
Anonymous Julio said...

Muy original
Enhorabuena y un abrazo

2/05/2006 10:10:00 p. m.  
Blogger Tastavins said...

Con un guardian como ese seguro que llegaremos a viejos, aunque la pobre bacteria era un poco pardilla, con todos mis respetos hacia su memoria :P
Salu2!

2/06/2006 09:52:00 a. m.  
Blogger cerise said...

¡¡¡Hay que ver el partido que le sacas a una simple bacteria!!!!

:)

2/06/2006 03:37:00 p. m.  
Anonymous Jim said...

Plop, pobre bacteria, se murio con toda esa información es lo peor que le puede pasar, a un cotilla.
besitos y hasta pronto byebye

2/06/2006 07:14:00 p. m.  
Blogger Lucas said...

Pues a ver si viene mii gen y mata a la bacteria cotilla que me ha invadido! Dios que trancazo...

Hoy no te mando un beso, princesa, que no quiero pegarte el costipado ;-)

2/06/2006 07:49:00 p. m.  
Anonymous don tonino said...

Andrea, te has convertido en una fabulista genial. Esopo, Samaniego y .... Andrea Recol.
Pero hecho en falta la moraleja. Deberias ayudarnos a sacar la enseñanza adecuada a cada relato.
Un beso.

2/06/2006 08:32:00 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

sin duda es malo querer saber demasiado y sobretodo querer saber más q los demás.. besos

2/06/2006 11:36:00 p. m.  
Blogger Bohemia said...

Que rico es tu mundo interior...

2/07/2006 01:55:00 a. m.  
Anonymous Alba said...

Si es que no se puede ser ingenua y cotilla en esta vida, porque al final viene alguien que sabe más que tú y acabas malamente... pobre la bacteria... aunque las mias deben estar en una pedazo de fiesta que no cesa no...

Besitos Andrea

Pd.- genial como siempre!

2/07/2006 08:57:00 a. m.  
Anonymous leodegundia said...

:-))), muy bueno, creo que además de cotilla era un poco tonta. Ahora que cada uno saque su moraleja.
Un abrazo

2/07/2006 04:10:00 p. m.  
Anonymous jartos said...

Me vas a perdonar, querida Andrea, porque en los ultiomos días no he estado para mucha gente y entre ellas te incluyo a ti y por tanto mis visitas a tu página no han sido todo lo agradable que yo quisiera y tu mereces, por tanto ruego aceptes mis disculpas por mi casi segura consideración a tus escritos.

Tus finales me asustan un poco, pero me encantan. Si mantienes una estructura tan relajada durante todo el relato, el final es cortante y tremendo. Menos mal que es solo una fábula, imaginate al Jorge Javier siendo succionado por una especie de gen-formula leucocitaria en forma de Belen Esteban.

Me quedo con el regusto de tu relato y con mis propias valoraciones.

Un beso muy fuerte, gracias por tus felicitaciones y de nuevo un placer.

2/07/2006 07:17:00 p. m.  
Blogger mixtu said...

um desafio:
me dás um beijo cultural?

2/08/2006 01:43:00 a. m.  
Blogger Cris said...

A mí que me parece que para ser cotilla hay que ser un poco mala... porque claro, luego pasa lo que pasa, no sabes qué hacer con la información, y mira, incluso se te puede volver en contra tuya. Y esta bacteria, tonta del culo, se muere. Menuda prenda!

Ay, cómo andarán las mías... ¿Serán al menos un poquito espabiladas? En fin, prefiero no saberlo.
Me encantan siempre tus historias, Andrea.
Besos enormes :)

2/08/2006 12:54:00 p. m.  
Anonymous azzura said...

jajajaja genial Andreita!!! estaría super bien liquidar así a las bacterias;;)))


besossss

2/08/2006 02:54:00 p. m.  
Anonymous clo said...

ahhhhyyy, si esto de andar de cotilla nunca termina bien... pero en el intertando se pasa bastante bien
un abrazo y un beso

2/08/2006 07:24:00 p. m.  
Anonymous Consumidor irritado said...

Las bacterias enemigas aveces, amigas otras, pero controlarlas siempre es mas que interesante ;-)

2/08/2006 08:42:00 p. m.  
Blogger bichillo said...

deberia incluirse la historia en los videos de La vida es asi!

jaja mu chuli!

2/08/2006 09:54:00 p. m.  
Blogger Matías Zelick said...

Sea como sea, esta es la bacteria más interesante de todas, sin duda. Te mando un beso enorme!

2/09/2006 06:25:00 p. m.  
Anonymous leodegundia said...

Que tengas un buen fin de semana.
Un abrazo

2/10/2006 05:14:00 p. m.  
Blogger Roberto said...

cuidadin con los costipados,,,,,
robert

2/10/2006 06:34:00 p. m.  
Blogger incondicional said...

Holas preciosa, espero que tu ausencia no se deba al ataque de una bacteria envidiosa de tus relatos.
Un abrazo.

2/11/2006 04:50:00 p. m.  
Blogger mixtu said...

solo a pasado para mirar se havia otra fabula
beijos

2/12/2006 12:12:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home