domingo, abril 02, 2006

6. La difícil decisión

LA ASOMBROSA VIDA DE LA ABEJA ABI GONZÁLEZ (DE LA SERIE "CUENTOS EN INCUBACIÓN") Para ir al capítulo 1, pincha aquí

(Si quieres ver cómo va el proyecto de las camisetas, pincha aquí)

Cuando la Reina regresó a la colmena se encontró con una gran tragedia: las pocas abejas nodrizas que se habían quedado no habían sido capaces de cuidar de las larvas y muchas habían muerto. La Reina no se paró un minuto a pensar; dio órdenes para que se eliminarán las larvas muertas y empezó nuevamente a poner huevos como si en ello se le fuese la vida.

Mientras tanto, Abi se sentía exhausta tras tantos avatares y deseaba reflexionar sobre lo ocurrido. Tenía exactamente diez días y le parecía que había vivido cien. Para darse fuerzas sorbía el néctar de una flor al tiempo que recordaba las palabras de Raimunda, la reina abejorra destronada:

"Dado que no tienes el poder del néctar, te quedan tres poderes con los que puedes cambiar la jerarquía de tu mundo; uno es el poder de las masas, el segundo es el poder de la muerte y el tercero es el poder de tu inteligencia. Siempre debes dominar el poder de las masas y el de la muerte con el de la inteligencia. Si no lo haces así, fracasarás en tu empeño."

No comprendía por qué le había dicho Raimunda que no tenía el poder del néctar ya que ella consideraba que sí lo tenía; era cuestión de sorber una flor....No obstante, sí le acababa de quedar claro el significado y la importancia del poder de las masas y del poder de la muerte. En esta última palabra (muerte) se atascaron sus pensamientos. Algo oscuro la rompía por dentro cuando pensaba en las miles de muertes inútiles acaecidas. No sabía exactamente cómo expresar ese sentimiento....dolor, ira, no, no...era odio, sí odio. El odio que contamina la sangre igual que un veneno, y se multiplica como las víboras deseosas de más muerte.

Al punto se dijo: "no, no, no debes dejar que la ponzoña se apodere de tus entrañas. Si la dejas penetrar, te aniquilará a ti también". Por ello, decidió volver a la gran incógnita: ¿qué era el poder del néctar? Y según paladeaba una gotita del dulce zumo, se dio cuenta que sentía un hambre diferente; apetito de algún otro alimento que era incapaz de visualizar. Al instante vio pasar a un zángano volando a muy poca distancia suya y supo que tenía que volver a la colmena. Como sabía que los riesgos eran muchos, decidió compartir su sentir con el grupo.

Se situó justo enfrente del enjambre que revoloteaba cerca del hueco del árbol que les servía de refugio y les explicó su súbita necesidad de volver a la colmena.

- Ninguna de nosotras somos reina; si no volvemos sucumbiremos en cuestión de días.
- Si volvemos, habrá otra guerra -replicaron algunas abejas.
- La mejor guerra es la que nunca tiene lugar- afirmó Jacinta.
- Deberíamos primero mandar una espía - propuso Sara.
- Quizá sea mejor no ir - sentenció Manuela.

Todas las que quisieron hablar expresaron su punto de vista, hasta que finalmente Abi concluyó:

- La que quiera que me siga; la que no puede marcharse donde le apetezca. Para aquellas que quieran seguirme os diré que llevaremos acabo la vuelta con mucha cautela. Me adelantaré primero yo sola para estudiar el terreno; a mi vuelta concretaremos la estrategia.

Ninguna quiso finalmente desertar y Abi pudo entonces sacar fuerzas de ese apoyo incondicional de quienes creían en ella. Preparó sus alas con una fuerte batida previa y a continuación, sin titubear, enfiló el vuelo hacia el panal. Mientras, sus seguidoras se quedaron temiendo por su vida (la de Abi y la suya propia) en el hueco del olmo.

El primer obstáculo de Abi, fue sortear dos puestos de centinelas que vigilaban la frontera entre el territorio suyo y el de la Reina. No le costó trabajo porque era muy hábil volando y sabía prever los movimientos de las contrarias. Finalmente, las burló siguiendo a un zángano; que con su olor aplacaba el suyo propio y hacía desaparecer su rastro.

Cuando ya se encontraba a tan solo unos metros del abejar, la envolvió una brisa familiar que le dio la pista sobre el alimento que su cuerpo reclamaba. El olor que desprendía el aire la hacía sentirse gratamente en calma, al igual que cuando los hombres perciben el olor del pan recién horneado. No recordaba el nombre de dicho manjar, pero lo pudo reconocer en las abejas que merodeaban por el panal. Extrañamente, ese alimento sólo lo llevaban en las patas las abejas del bando de la Reina, no sus seguidoras. Y desgraciadamente, sentía que si no se alimentaba con él, no podría seguir viviendo.

Volvió otra vez a su base en el hueco de un olmo, eludiendo otra vez con destreza de líder a las centinelas. Al llegar, hubo de tomar la decisión más difícil de su vida. Pidió a algunas de sus abejas que fuesen a la colmena en son de paz y se pusiesen a trabajar para la Reina a fin de producir dicho alimento y traérselo a ella. Las pobres abejitas no alcanzaban a comprender porqué Abi les pedía semejante sacrificio y algunas se rebelaron al menos de palabra.

- Nos matarán. Recordad lo que dijo la Reina al iniciarse la batalla, que nos decapitaría.- dijo Jacinta.
- Bueno, sí te hemos seguido hasta aquí Abi, que más da. Iremos- decidió Alberta.
- Sí, iremos- dijeron otras.

Finalmente, diez se presentaron voluntarias. Abi acordó con el resto cómo ayudarían a la avanzadilla a conseguir el objetivo, vigilando de cerca lo que ocurría desde distintos corredores aéreos. Cuando las diez voluntarias llegaron a la colmena; las centinelas les cerraron ferozmente el paso.

- Reina-madre en la puerta hay diez abejas desertoras del grupo de Abi que quieren volver a trabajar con nosotras. ¿Qué hacemos? Preguntó una centinela mensajero que venía desde la entrada.
- Dejadlas entrar. En estos momentos, necesitamos todas las manos y patas posibles para trabajar y sacar adelante la colmena. Pero cuidado, vigiladlas de cerca.

La centinela mensajero volvió a la puerta a dar las instrucciones recién recibidas y las diez voluntarias pudieron entrar. Desde lejos vigilaban también Abi y sus seguidoras llenas de inquietud.

Al cabo de unas horas, las abejas de Abi ya estaban produciendo el misterioso alimento y no les fue muy difícil llevárselo a su heroína, pues debían volver continuamente a las flores a recoger polen y néctar. Con el entusiasmo de poder ayudar a Abi, no se percataron que estaban siendo seguidas y tras alimentarla con el exquisito nutriente, enfilaron nuevamente el vuelo hacia el abejar para traer más. No alcanzaron a llegar; en el camino las esperaba un batallón de abejas policías que les cerraron el paso y las condujeron a la colmena para encerrarlas.©2006 Andrea Recol

(Continuará...)

27 Comments:

Blogger Andrea Recol said...

Noticias de esta semana. Voy más retrasada que de costumbre con visitas y otros proyectos. Tuve que ir por razones de trabajo a Malllorca ayer sábado (bua). Levantarse, 5:30 de la mañana..vuelta 6 de la tarde. Total, disfruté del viaje porque siempre es un placer la brisa del mar....mmmm...qué extraordinarios paisajes y que cercano está el agobio del placer. ¿Por qué me meto en tantos líos? No sé....soy así, instinto de supervivencia y ganas de aprender de todo lo que veo y siento. Besitos a todos

4/02/2006 10:53:00 a. m.  
Anonymous brisaenlanoche said...

La historia parece que va a acabar mal... ¿o dará un vuelco en el último momento?

Me alegro que disfrutases con ese viaje, a mí también me gustaría ir cerca del mar...

Un abrazo.

4/02/2006 11:08:00 a. m.  
Blogger reina said...

Que desconcierto, ¿que es lo que necesita Abi, que no vacila en enviar diez de sus abejas al matadero para conseguirlo?

¿Seguirá siendo la misma, o el poder podrá con ella?

Continuaremos... ;P

4/02/2006 11:57:00 a. m.  
Blogger reina said...

...leyendo, claro está.

4/02/2006 11:57:00 a. m.  
Anonymous Raquel said...

Bueno, retrasadillo, pero por fin está aqui... y que decir? Me he vuelto a quedar pensativa, sobre el posible desenlace...

Muchos besito

4/02/2006 12:24:00 p. m.  
Anonymous Jim said...

LAs decisiones importantes son difíciles, con 10 días de vida Abi ha hecho muchas cosas
Besitos y hasta pronto byebye
PD: Descansa un poquito eh

4/02/2006 07:50:00 p. m.  
Blogger almena said...

ay, ay, ¿un batallón de abejas policía?? yo apuesto porque Abi saldrá victoriosa de este trance.
¡Seguro! como tú del agobio :-)

besos!

4/02/2006 11:44:00 p. m.  
Blogger cerise said...

Me deje otra vez llevar por "Abi"...¿que hará? y el retraso esta mas que perdonado...

4/03/2006 05:12:00 a. m.  
Anonymous unjubilado said...

Lo que para mí empezó siendo y comentado como una pequeña historia en plan de broma; es hoy una interesante relato que por nada del mundo querría perdérmelo, aunque me imagino el alimento que necesita, no quiero sugerir nada y solo deseo leer la continuación del relato.
Un besito.

4/03/2006 12:33:00 p. m.  
Blogger Cris said...

Esto es un sinvivir...
Me he empezado a tomar las peripecias de esta abejita como algo extremadamente importante, y cada día me preocupa más su suerte, de modo que ahora me siento un poco angustiada al saber que necesita algo para alimentarse, y no sé lo que es, madre mía, y cómo va a terminar esto...
Y tú como siempre, magistral narradora...
Besos enormes, espero que hayas disfrutado el viaje aunque sea un poquito.

4/03/2006 12:33:00 p. m.  
Anonymous María said...

Estoy muy intrigada con el desenlace. ¿qué pasará?

Me alegro que aunque corto, disfrutaras de tu viaje. Aprovecha todo lo que puedas. Besos

4/03/2006 02:34:00 p. m.  
Anonymous leodegundia said...

La intriga va a terminar con nosotros, la verdad es que no se que es lo que quiere Abi en realidad. Bueno tendré que esperar.
Un abrazo

4/03/2006 06:06:00 p. m.  
Anonymous José Sans said...

Hola Andrea:
Hacía tiempo que no estaba tan enganchado a un relato deseando llegar al final y saber que ocurre, chica eres fabulosa fabulando, si se me permite el retruecano.
Ya se que te debo un correo y ahora que ha aflojado el trabajo te lo enviaré.
Sigue así y por favor acelera, acelera con el final.
Besos
José

4/03/2006 11:23:00 p. m.  
Anonymous azzura said...

Besitos Andrea!! ME alegro un montón que te gustara mi isla;;)) si lo llego a saber voy a recibirte te lo juro!! que estoy aquí como aislada..
Voy a guardar el capítulo de la abejita Abi junto con los demás, es un cuento delicioso. Un abrazo desde Mallorca Andrea

4/04/2006 10:25:00 a. m.  
Blogger Matías Zelick said...

Me gusta mucho la manera que escribes. Me gustan tus cuentos, y esa manera tan sutil de dejarnos esperando algo y errar. Esperemos que pasa con Abi. Saludos, y seguimos pendientes de las camisetas.

4/04/2006 03:53:00 p. m.  
Blogger Bohemia said...

Que suerte correrá esta abejita???
Continuaremos...

Besos

4/04/2006 05:35:00 p. m.  
Blogger incondicional said...

Qué intrigaaaaaaaa, poldioxxxxx nena, tantos avatares en 10 dias de vida, si es que cualquier ser vivo nos dá vueltas y vueltas.
Yo volvería encantada a Mallorca, hace años que no voy y es un lugar precioso.
Cuando necesites ver el mar, ya sabes dónde ir ;-)
Besín.

4/04/2006 11:37:00 p. m.  
Blogger vitore said...

Si que engancha el pequeño relato de Abi. Sigo estando de acuerdo en que nos dosifiques los capítulos. Aunque la miel de tus palabras también engancha. Beso y hasta pronto.

4/05/2006 11:28:00 p. m.  
Anonymous mnkantavivir said...

Vamos que me tienes mas que picada, con el relato...mnkanta el venir y seguirlo...
besos amiga linda

4/06/2006 03:50:00 a. m.  
Anonymous Julio said...

Andrea: Como has conseguido que nos engancháramos, parece que haces como en las telenovelas: ¡hala, venga capítulos!.
A ver en que queda la cosa.
Un abrazo

4/06/2006 04:07:00 p. m.  
Blogger J.Huerta said...

Tablero de ajedrez, Karpof y Kasparof, en una final a muerte. ¿Serán posibles las tablas?
Esperamos con impaciencia que nos depara tu inagotable creatividad.
Un abrazo.

4/06/2006 10:05:00 p. m.  
Blogger isis said...

que es lo que se propone Abi?
estoy ansiosa por saber el desenlace..

bsitos**

4/07/2006 01:29:00 a. m.  
Blogger Miguelon said...

Andrea, es una lastima que no pueda leerte tan a menudo como quisiera, a ver si un dia puedo recopilar toda la historia y leerla del tirón.
Besos

4/07/2006 04:34:00 p. m.  
Anonymous mnkantavivir said...

Entro solo a saludar...
espero y andes de vacaciones...
besitos..

4/10/2006 02:39:00 a. m.  
Blogger GraceNoPerdona said...

Ya estoy en ascuas con el desenlace de la historia.
Un saludo y feliz Semana Santa

4/12/2006 11:14:00 a. m.  
Blogger mixtu said...

que intriga....
beijos

4/12/2006 08:51:00 p. m.  
Anonymous natalia (cenicienta) said...

jo, espero q no haya más muertes.. besos

4/20/2006 04:37:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home